Messy Blues - Sitio Web Oficial
Marco Rodríguez
Artífice de algo que fue posible para todos, menos para él mismo
Por: Iván Arellano
 
/flaco.jpg
Recordarlo por lo que fue no resulta tan dispar comparado con lo que quiso ser y no fue. No se puede decir que Marco Vinicio estuvo al pie del cañón durante los 16 años de existencia oficial del grupo de rock que había sido idea indirecta suya y que quedó en manos de su mancuerna absoluta Tonatiuh Hendricks, pero sí se puede decir que Marco influyó mucho en la dirección que tanto el grupo como Tonatiuh tomaron en el futuro inmediato, a pesar de que el bajara del autobús que había contribuido a crear.
Marco era ideólogo, analista, observador, agudo, inteligente, creativo y de mal genio pero demasiado generoso, más de lo que su capacidad le permitía, tanto que prefirió dejar que las luminarias y el primer plano lo tomaran Tonatiuh Hendricks y Gabriel Gavidia porque él había decidido procurarse algo más serio y formal. Marco fue probablemente el único que no creyó en su potencial como artista -extrañamente creía en el de los demás- pero tuvo uno muy grande como padre de familia (sus dos hijos son profesionistas exitosos), lo tuvo como hijo y lo tuvo como hermano. En ese sentido superó a lo que el propio Tonatiuh, con una familia disfuncional e hijos producto de un matrimonio divorciado, haya logrado incluso ahora (que apenas comienza a sentar cabeza). Para muchos que conocieron "Crash!" en 1981, Marco era el visionario que incluso creó de alguna manera a "Messy Blues" en un contexto de identidad ya que se refería a Tonatiuh constantemente como "Ese Rafael es un desmadre" (Rafael Tonatiuh Rivera Rodríguez es el nombre real de Messy Blues) y de alguna manera inspiró al guitarrista a romper las barreras de lo establecido. La paradoja radica en que Marco sembró lo que Tonatiuh a la larga cosechó y utilizó para abrirse un camino como músico.
Marco era el líder que se acercó al tutor (Gabriel Gavidia) para aprender más secretos de la guitarra, el que daba los consejos pero también el que comenzaba las peleas; el que aceptaba pero con muchas condiciones y el que podía forjar realidades alternas y al mismo tiempo el más realista. De todos en Crash! fue el único que tuvo miedo a un futuro incierto pero el más convencido de la capacidad de ese grupo y el que prefería no discutir para llevar la fiesta en paz. Probablemente el único de ellos que al final terminaba cooperando con el mundo formal.
El año pasado, justo pocos días después del fallecimiento de Marco Vinicio, Tonatiuh (Messy Blues) publicó en su blog personal un dolido y emotivo artículo en el que incluyó lo siguiente:
"Si bien Marco dejó la música en 1982 y por lo mismo le negó a esta el genio del que era poseedor, la oportunidad de compartir lo mucho que de música traía nos ha sido negada ya y creo que en Marco Vinicio el Rock nacional perdió un valioso elemento. Como persona, con Marco se fue el hermano mayor que me hubiera gustado tener"
Con lo anterior coincidimos muchos que conocimos a Marco en persona en aquellos locos años de adolescencia. Las sinceras palabras de Messy Blues ya como músico evidencían la profunda huella que dejó como amigo, como músico y como persona. Se marchó muy a su manera, calladamente, haciendo mutis sin llamar la atención; como bien mencionó Messy Blues en su cuenta de facebook: "el señor Marco Rodríguez ha abandonado el recinto" y lo hizo si pedir reflectores. Como toda partida de esta naturaleza, dejó un dolor profundo en sus seres queridos, en sus amigos y hasta consternó a quienes lo conocieron ocasionalmente.
Darle honores a quien honores merece es probablemente la muestra de nobleza que sus amigos le deberemos por siempre.
Marco Vinicio Rodríguez Lara, In Memoriam: Octubre de 2016
 
 
 
 
and Vassy Courtes is Copyrigth©2012-2016 by Tonih Hendricks and Oly Betancourt
Follow us on Facebook  Follow us on Twitter